El fútbol femenino está en un momento de clara ascensión. El más importante de su historia. Corta en comparación con otras disciplinas en las que la mujer ha entrado antes. O, al menos, ha tenido una competición más profesionalizada y con una base más destacada. Pero todo está cambiando. El deporte llamado ‘Rey’ también es ya el deporte ‘Reina’. Gracias, entre otras cosas, al primer convenio colectivo firmado en Europa para el fútbol femenino profesional. Que se ha firmado en España. Después del trabajo de muchas personas y de mucho tiempo buscando lo mejor para las profesionales. Las que lo son ahora. Que pueden ya tener ese calificativo.

Pero para llegar a este punto el camino no ha sido nada sencillo. Como lo han podido comprobar en sus propias carnes las protagonistas de ‘Compartiendo la gloria’. Siete jugadoras de fútbol que han ido poniendo su semilla para que ahora la Primera División femenina esté en boca de todos. Para que las niñas quieran jugar al fútbol. Para que lo puedan hacer en equipos que apuestan porque lo hagan. Con sus propias competiciones y no ver que una tuviera que recibir el permiso para jugar con niños de su edad. Lo que parecía una ‘rara avis’ ahora es una normalidad.

En ‘Compartiendo la gloria’, Vero Boquete, Vicky Losada, Irene Ferreras, Alba Mellado, Laura del Río, Aitana Bonmatí y Alba Palacios explican sus vivencias desde que decidieron un día que el balón de fútbol no era solamente para los niños. Que ellas también querían jugar. Pero no para quedarse únicamente en darle patadas a la pelota y, si querían hacer deporte, dedicarse a otra disciplina.

Todas decidieron que querían dedicarse al fútbol y de manera profesional. Lo que les costó muchas horas de entrenamientos. De partidos en los que en la grada no había casi nadie. Siempre como si fuera un hecho aislado. Sin tener más salida que, tras superar la categoría juvenil, ponerse en el camino una piedra que suele ser determinante para dejar de jugar. Estudios, trabajo o fútbol. Porque todo no podía ser compatible.

Hasta que cada una lo hizo más que compatible. Paso a paso. Peleando por el que era su sueño. Cambiando de ciudad. Cambiando de club. Incluso, hasta de país para poder seguir ese crecimiento que querían para sus respectivas carreras deportivas. Cada una llegando a un nivel. El que, en algunos casos, ya es pasado. Para otras, más que presente. También las hay, en este grupo que comparten la gloria de la mano de Mamen Hidalgo, con un más que prometedor futuro.

La autora ha querido visibilizar en un mismo libro las experiencias vividas y que han servido para el crecimiento del fútbol femenino. No son las únicas, pero sí que tienen cosas que contar y plasmar negro sobre blanco.

Compartiendo la gloria

Mamen Hidalgo

Es periodista y una de las voces más autorizadas en el fútbol femenino. Actualmente en Newtral, colabora en diversos medios como El Periódico, de la que fue enviada especial al Mundial 2019 de Francia. Durante meses ha estado diseñando, construyendo y ejecutando ‘Compartiendo la gloria’, de la mano de Carlos Torres, como coordinador, y bajo el sello editorial de La Calle. Un libro que ya ve la luz.

Jot Down, ImagoSport, Eldiario.es, Panenka son algunas de las empresas en la que ha desarrollado y sigue desarrollando su labor profesional.

Puedes adquirir una copia del libro aquí:

https://www.editoriallacalle.com/libros/compartiendo-gloria/  

Vicky Losada

Hablar de la capitana del FC Barcelona es hacerlo de una jugadora que ha participado en las dos presencias de España en un Mundial. Un referente en el mundo del fútbol en nuestro país. Que se estrenó con el primer equipo azulgrana con tan solo 15 años. Primer objetivo cumplido desde que la inscribieran en el Can Parellada.

Eran otros tiempos y la centrocampista pudo ya saborear lo que era ganar un título de Liga. Aunque la competición doméstica tenía un techo muy corto. Y su idea era la de crecer. Así que las maletas para irse fuera. Tal y como lo cuenta en ‘Compartiendo la gloria’, primero para jugar y formarse en Estados Unidos. Luego, tras su regreso al Barça, un año en el Arsenal inglés. Hasta que regresó otra vez a su casa y ahí sigue ya como capitana. Es una histórica y nadie le podrá quitar ese honor. Porque el primer gol de España en un Mundial fue suyo.

Vero Boquete

Nombrar a la gallega es hacerlo de la mejor jugadora española de la historia. Tanto como que es Embajadora de la UEFA para el desarrollo del fútbol femenino. Desde su Galicia natal, cuando salió del Xuventú Aguiño, en categoría juvenil, a sus 32 años ahora milita en Estados Unidos. Su caminar ha sido intenso y recorriendo países como Rusia, Francia, Suecia, Alemania y China. El calificativo de embajadora se lo ha ganado a pulso.

En estos años, además, le ha dado tiempo para lograr que el fútbol femenino estuviera en los videojuegos FIFA. En un mundo, hasta ese momento, exclusivo para el masculino, la internacional española creó una petición en Change.org para que los productores hicieran ese ‘hueco’. Más de 20.000 firmas la respaldaron en menos de 24 horas. En FIFA 16, un total de 12 selecciones femeninas podían ser elegidas por los jugadores. Y por si fuera poco, también tiene su marca de ropa.

Irene Ferreras

La madrileña es, de manera cronológica en este libro, la primera que ya no es jugadora. Que ha colgado las botas. Pero solamente como futbolista. Porque desde hace ya unos años es entrenadora. Por toda su carrera, hasta tiene un campo de fútbol con su nombre. Fue inaugurado este 22 de febrero en su Fuenlabrada natal.

Una instalación que ya hubiera querido ella cuando empezó a jugar al fútbol y poder practicar su deporte. Campo de césped artificial, así como de dos edificios que albergan los vestuarios y duchas, por un lado, y la enfermería, el bar y los aseos públicos, por otro. Algo impensable hace tan solo unos años.

Como cuando tuvo que dejar el fútbol una vez superada su etapa de alevín. El motivo era que ya no podía jugar con los niños y no había equipo de niñas. Dos años practicando baloncesto para volver al que ha sido, y es, su deporte. Siempre con alma de entrenadora. Sus compañeras, cuando estaba en el banquillo, lo sabían. Ella misma reconoce que le gustaba “radiar” los partidos.

Alba Mellado

Milita en el Madrid CFF, del que es su capitana. El gol lo lleva en la sangre y ya suma más de 100 con su actual elástica. Ha militado también en el Rayo Vallecano y el Atlético de Madrid. A sus 27 años ya puede presumir de una medalla de oro en los Juegos Mundiales de playa 2019. Porque el fútbol tiene muchas opciones para practicarlo y Alba Mellado así lo demuestra en la arena, en la que es una estrella internacional.

Y de enseñarlo. Le gusta estar con las pequeñas y ver el crecimiento de las categorías inferiores. Como también el propio crecimiento del fútbol en España cada vez más profesional.  “El futuro depende de lo que hacemos en el presente. Atrae lo que esperas. Proyecta lo que deseas. Conviértete en lo que respetas y refleja lo que admiras”. Es su mentalidad. La que transmite en cada frase en ‘Compartiendo la gloria’.

Laura del Río

Es la veterana del libro (38 años). Eso no quiere decir que se haya retirado. Porque sigue haciendo lo que ha hecho siempre, marcar goles. Más de 200 en su carrera profesional a nivel de clubes. Desde hace ya tres años en el Madrid CFF. Como lo hizo en sus 40 partidos con la selección española, en los que anotó 39 tantos.

Ha sido una referente en el fútbol español, desde que se produjo su debut profesional en el Oroquieta de Villaverde en 1998. Ya en su primera temporada ganó Liga y Copa de la Reina. Algo que logró con el Levante dos campañas después, repitiendo al año siguiente. Es decir, tres dobletes en cuatro años. Casi nada.

En 2008 se marchó a Estados Unidos. En Indiana dejó su huella. 33 goles en dos campañas. Alemania y el Reino Unido también han tenido a Laura del Río marcando y marcando.  

Aitana Bonmatí

De la veterana a la benjamina (22 años). La centrocampista del Barcelona es la que representa el presente y, sobre todo, el futuro en ‘Compartiendo la gloria’. La que ha crecido, desde su niñez, viendo jugar y teniendo como referentes a sus compañeras de las páginas de Mamen Higaldo.

La catalana lleva tan solo cuatro años en el fútbol profesional. Tiempo más que suficiente para jugar el Mundial en 2019. Su estreno, casualidad o no, fue en el primer partido que España ganó en una cita mundialista.

Solamente ha conocido los colores del Barça a nivel de club. Pero, para llegar al primer equipo, tuvo que mostrarse muy firme para continuar jugando al fútbol. Era la única chica que lo practicaba en la escuela. “Algunos no aceptaban  que jugara igual o mejor que ellos. Antes no estaba bien visto. Ahora los niños ven por la tele a mujeres jugando al fútbol y ya lo ven de forma distinta”. Un cambio que se ha producido en muy poco tiempo. La gran transformación del fútbol femenino.

Alba Palacios

Su historia es diferente a la del resto de compañeras en ‘Compartiendo la gloria’. Cierto es que, como Laura del Río y Alba Mellado milita en el Madrid CFF, camiseta con la que espera poder debutar en próximas fechas. Pero, a sus 35 años, hizo historia hace dos años. Fue la primera transexual federada en España.

Una historia de superación por querer ser la persona que quería ser (mujer) y hacer lo que le gustaba (jugar al fútbol). Un largo proceso que cuenta en el libro. No ya para ser para ser referente de nadie. Simplemente para que se conozca todo lo vivido hasta que pudo jugar con Las Rozas CF. Club que militaba en Preferente. “No soy consciente de la repercusión que tiene mi caso”, dijo en su momento. Dos años después, ahora quiere sentirse como las otras seis autoras de este libro. Jugadora profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up