En 2019 estuvimos trabajando en nuestro primer mundial femenino. Fue toda una experiencia tanto a nivel personal como laboral. Poder estar junto a la selección española en momento históricos fue algo imborrable.

Os dejamos con este artículo de Jose Luis Pérez que cuenta todo lo allí vivido durante el verano de 2019. Espero que os haga revivir lo que supuso ese mundial para todos nosotros.

Estos días hemos estado viajando por Francia cubriendo el mundial femenino de la FIFA. Ha sido una experiencia muy gratificante. Nuevas ciudades por descubrir, buena comida, vino, estadios increíbles, aficiones entregadas en cuerpo y alma y nuevas formas de trabajar.

A pesar de que este era nuestro tercer mundial FIFA, sí que es cierto que nos estrenabamos en categoría femenina y observamos muchas cosas diferentes en este campeonato con respecto a los masculinos: la comunicación con jugadoras, con responsables FIFA, con jefes de prensa y con compañeros era mucho más fluida, más amable, más cercana. Creo que esto hizo que desde el primer día que llegamos a París nos sintieramos cómodos, sin estrés. Se podía disfrutar de los desplazamientos, de las previas, de los entrenos, y aunque la ola de calor que sufrimos este verano en Francia fue muy dura, conseguimos sacar adelante el trabajo, divertirnos con él y traernos un gran recuerdo de esta edición.

El hecho de que nuestra selección se mostrara como un equipo potente y con opciones de llegar lejos durante la fase de clasificación al mundial hizo que el interés por las nuestras creciera en la fase de grupos. Cada día se hablaba más de nuestro equipo, se hacían más entrevistas, más conexiones y se requerían más fotos a medida que iban ganando partidos. El interés mediático crecía por momentos

Y entonces llegó el primero de los dos partidos claves que vivimos en este mundial: España vs China.

Viajamos hasta Le Havre, una ciudad preciosa situada al noroeste de Francia.

D9VzJGZWsAAVttF
D9VzKG0XsAAQjoY
D9VzLakXoAAfVVp
D9VzMjfXkAAZ45w

Le Havre cuenta con uno de los estadios más bonitos del Mundial, el Stade Océane. Allí, 37 grados a la sombra nos esperaban para recibirnos. Había un ambiente genial y la selección confíaba en hacer un gran papel ante la selección china. Un empate nos daría el billete para los octavos de final. Y así fue. El partido terminó con cero a cero y conseguimos la clasificación histórica para la fase final de Francia 2019. Fue brutal la emoción que vivimos con la clasificación ya en el bolsillo.

NfH1VgpJ.jpg large
w1CFzbCK.jpg large
jA74Zi3y.jpg small
ibfJQTMR.jpg large

Y sin mucho tiempo para celebraciones todos empezamos a pensar en el cruce de octavos. Sería un partido para soñar, para disfrutar y para creer en hitos mayores.

Nos enfrentaríamos a la campeona del mundo, la todopoderosa Estados Unidos, en Reims.

Nos desplazamos hasta allí en un tren de alta velocidad que estaba repleto de afición estadounidense. Cánticos, pelucas, bufandas, todos iban cubiertos de merchandising con la bandera americana.

D-4zpl_XsAYZF1p
eeuu2
D-4zo33WwAASbvr

La afición española, en menor número, también se hizo notar en el hotel donde se alojaban nuestras jugadoras. Allí mismo pude hablar con algunas de las protagonistas a pocas horas del encuentro. Se mostraban confiadas, relajadas y ansiosas por hacer historia. El hecho de jugar unos octavos de final ante la favorita era algo que no les preocupaba demasiado, al contrario, estaban motivadísimas y con muchas ganas de que llegara la hora de la verdad.

IMG-20190624-113242-COLLAGE
IMG-20190624-122843
sdr

Y el partido no defraudó a nadie. El campo lleno, el césped perfecto, las aficiones dándolo todo y las jugadoras dispuestas a hacer el partido de sus vidas. Las nuestras jugaron muy serias pero nos penalizaron dos jugadas en el área, una de ellas muy dudosa. Y eso hizo que las americanas consiguieran tomar ventaja hasta en dos ocasiones. Jenny Hermoso consiguió empatar en la primera parte y hacer algo de justicia en el marcador pero finalmente las jugadoras de Ellis se llevaron el encuentro y la clasificación para cuartos de final.

-DSC7810-01
D-4zpPMWwAAAm_o
D-4zoYeW4AApzob
_HYg68pc.jpg large
5jX2egz8.jpg small

Nosotros, además de seguir a la selección española tuvimos la oportunidad de seguir a la selección estadounidense por varias ciudades y también cubrir otros encuentros de la ronda de grupos y también algún partido más de cuartos y semifinales. En todos ellos el ambiente que rodeaba al mundial hace presagiar que por fin el fútbol femenino tiene la atención social y mediática que le corresponde.

8LjI1Rjf.jpg small
D9QeoQEXsAE5gxq
D-5wI9xXsAAqPVh

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up